SERGIO DEL BOSQUE

Su afición al vino se remonta al Restaurante Dino’s de Mexicali, que servía vino de la casa en carafe. Ahí vive noches de bohemia, departiendo con excelentes amigos. En 1998 es invitado por Eduardo Martínez a participar en la Cofradía. En las fabulosas reuniones en casa de Sara Alicia Benavides, inicia su andar en el vino. Es entronizado en la segunda horneada de cofrades. Ocupa el cargo de Gran
Maestre tres periodos consecutivos, de 2004 a 2006.

• Vino memorable:

Rabbit Ridge Merlot, Paso Robles, 1998

• Talento Secreto:

Maneja los cuchillos de cocina como auténtico samurai, es capaz de montar una mesa completa de botanas en menos de lo que dices “queso, pan y vino” y puede destazar y asar a la intemperie un jabalí recién cazado en plena sierra.

MARCO LOZANO

Ingresa a la Cofradía en 1996. Disfruta realizar visitas enológicas e impartir el tema de vinificación en cursos ofrecidos por la Cofradía. Ha sido juez en el Concurso Internacional de Vinos de Ensenada. Tomó cursos de vinificación en la Estación de Oficios El Porvenir. Ha elaborado varias barricas de vino. Su varietal preferido es el Syrah. Es adepto al Shiraz australiano, las mezclas bordalesas, los
vinos blancos con madera, los vinos toscanos y los
espumosos.

• Vino memorable:

Insignia Joseph Phelps, Napa Valley, 1996

• Talento Secreto:

Canta canciones de Frank Sinatra y de Alejandro Fernández, a veces mejor que ellos y definitivamente con más sentimiento.

EDUARDO MARTÍNEZ PALOMERA

Cofrade fundador, es fan del Pinot Noir de Oregon y el Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda. Ha tomado cursos sobre degustación y elaboración de vinos. Produce el vino artesanal “De Livier”. Ha sido juez más de 10 años consecutivos del Concurso Internacional de Vinos de Ensenada. Es fundador de la Cofradía del Vino de Querétaro y de la Escuela de Vino Artesanal de Querétaro. Miembro de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro.

• Vino memorable:

Kistler Pinot Noir, Russian River Valley, 2006.

• Talento Secreto:

Aunque es un tenor consagrado y de técnica depurada, relega su talento a segundo plano para acompañar, con gran maestría, tanto en piano como en guitarra, a cualquier cantante amateur que salga a flote.

YOLANDA RIBÓ

Tiene una marcada debilidad por el Champagne. Su afición por el vino proviene de las raíces de su Padre. Miembro fundador, es la primera mujer en el país que encabeza, como Gran Maestre, una Cofradía de Vino. Queda atrapada por la magia del vino en 1993, cuando comparte mesa, vinos y plática con             Antonio Badán (QEPD). El vino le ha dado a su vida y                   relación con Andrés (su esposo y hermano cofrade)                    una gran riqueza y un espacio invaluable para                       desarrollarse como ser humano.

• Vino memorable:

Janus, Pesquera, Ribera del Duero, 2005

• Talento Secreto:

Muestra gran capacidad para hablar en público y es defensora intensa y apasionada de lo que cree; si se pone la camiseta no se la quita nada ni nadie.

MIGUEL BENÍTEZ

El más joven de todos los cofrades actuales, se entroniza en 2007. Le encantan los vinos tintos con gran potencia, acompañados de asados. Desde su ingreso a la Cofradía ha tenido la oportunidad de probar grandes vinos de todo el mundo y recorrido de manera virtual el gran mundo del vino. Es aficionado a la buena cocina, en muy
diversas formas y estilos y a la búsqueda del
maridaje perfecto entre comida y vino.

• Vino memorable:

Gran Vino Tino de Château Camou, Valle de Guadalupe, 2000

• Talento Secreto:

Exhibe un carisma especial y ritmo atrayente cuando baila salsa, es chef itinerante de alta cocina y tiene dotes de cantante de tangos a la vieja usanza argentina.

ANDRÉS TREVIÑO

Cofrade fundador y segundo Gran Maestre de la Cofradía. Aficionado a los blancos de Borgoña y los Chardonnays de Russian River y Carneros. El Madeira es otra de sus tentaciones. Fue el primer cofrade mexicalense en ser juez del Concurso Internacional de Vinos de Ensenada. Ha tenido la oportunidad de conocer regiones de vino como Burdeos, Borgoña, Toscania y Napa, entre otras, acompañado de sus hermanos
cofrades, entre los que se incluye su mujer Yolanda, con
la que comparte una vida rodeada de vino.

• Vino memorable:

Château Pichon Longeville Baron, Grand Cru Classé, Burdeos, 1995

• Talento Secreto:

Canta rock en voz de barítono y no duda en entonar tangos y canciones de Broadway justo al descorcharse la tercera botella de vino.

MARTHA LAURA BÁEZ

Cofrade fundadora, se hace fanática del vino bebiendo Champagne en su luna de miel. Su interés como degustadora nace con Mogor Badan y el Fumé Blanc de Château Camou. Desde entonces es ávida buscadora de los Sauvignon Blancs y los tintos complejos, equilibrados y amables, como el Malbec de Argentina. Cuando visita los  viñedos de Borgoña,                   en un antiguo castillo, aprende que detrás de cada vino hay                      una historia de vida que lo hace único.

• Vino memorable:

Charmes Chambertin, Gevrey Chambertin Grand Cru, Borgoña, 1999

• Talento Secreto:

Capaz de conciliar al grupo más disímbolo en opiniones, poniendo la amistad, el respeto y el placer de compartir por encima de todo.

LUIS FERNANDO ESTRELLA

Miembro más reciente de la Cofradía y amante del buen vino desde antes del nuevo siglo. Ha ocupado sus últimos años en descubrir los vinos, las vinícolas y los vitivinicultores de Baja California. Le encanta la música y el buen comer, con especial inclinación por los platillos a base de carnes. Está motivado por la atmósfera de amistad y el espíritu de aprendizaje de la Cofradía. Procedente de Caborca, Sonora,
se ha aclimatado con optimismo a tierras cachanillas.

• Vino memorable:

Brunello di Montalcino, Casanova di Neri, Toscania, 2001

• Talento Secreto:

Demuestra una maestría especial para asar al carbón cortes de carne procedentes de Sonora, y es hábil al diseñar juegos culturales en formato digital con el lenguaje visual de Jeopardy.